CINESÍFILIS

PERDIDOS EN TOKIO

Debiera ser una máxima ineludible: eso de empezar la película con un cuadro al que no pueda mejorarlo ni el paso de los años ni las segundas tomas. Con una imagen que se sostenga por sí sola en el tiempo, como esos rayitos que quedan en el ojo cuando se mira a un foco de frente.

En “
Lost in Translation” (o Perdidos en Tokio), ese cuadro es un culo. Y, siendo más exactos, es el culo de Scarlett Johansson.


Seguramente habrá quien piense que de las muchas formas que tuve para empezar este post, esta es la menos usual. Y yo, claro, tendré a bien aceptarlo y continuar: Este film es para mí una mujer de espaldas, en una cama, despierta, muy cansada y muy en silencio. Es una mujer que mira la forma en que una ciudad tan enorme como esa va bordeando sus costados, lentamente. Es una mujer de espaldas que no dice nada. Que acepta lo que le ocurre porque es que hay momentos así: en los que toca conformarse con el presente, sin decir una palabra.

Y es desde allí, desde ese rostro impecablemente ausente, es que sugiero comenzar a ver este film, siempre, como en las películas que me agradan, de adentro hacia fuera. Es decir, partiendo del personaje hasta llegar a su entorno, lo que la rodea. Que aquí es: su relación amorosa, que es pudorosa, intermitente e infeliz; su relación con ese otro yo (Bill Murray), cálida, superflua pero agitada y, por ello, divertida; y, finalmente, su relación con el mundo, de lejos complicada y de cerca muy, pero muy simple.

Murray, ese cómplice sutil de un Tokio que parece no respirar, emociona, dispara y nos lleva siempre de vuelta al cuerpo inanimado de la chica. Va nivelándola, aunque sea sólo por momentos, y la seduce desde su pobre humor y sus miradas a medio cuerpo. También, cómo no, él está buscando o, mejor, va en tránsito hacia “algo”.

Eso es, en resumidas cuentas, mi versión de los hechos en “Lost in Translation”: un episodio poco importante de la vida que va borrando al anterior, el ir caminando dentro y fuera de un lugar (en este caso, un grandísimo hotel), una noche cualquiera en que se baila y canta, ese vacío punzante que se siente a veces al estar acompañado (suerte que ya no lo siento). Quiero decir, las fases por las que uno camina, sea donde sea, para llegar a algún punto específico.

Claro, toma años, pero a mí me tomó poco (aunque no doy por sentado que no me vuelva a ocurrir). Tuve la suerte de ver esta película en una época en la que estaba igual o incluso peor y fue para mí algo así como un gran tranquilizante que no se compra en cualquier farmacia. Cierto: hay cómplices por los que uno espera a sabiendas de que servirán para algo. Esta película, ese día cualquiera en que la vi, fue eso y más. Hoy la veo, y es triste porque ya no me afecta de la misma manera. Pero para eso está este blog.

Dejo este pequeño fragmento para la posteridad. Y para los románticos. Es la voz de Bill Murray, cantando.


Powered by Castpost

Escrito por Alberto Villar Campos @ 10:46 p. m.,

4 Comentarios:

At 4:47 p. m., Anonymous Anónimo dijo...

Con Broken Flowers tendras un suplemento vitaminico, es casi la misma cosa que LT, pero diferente.

 
At 7:04 p. m., Blogger El Ant0! dijo...

Sí, es de esas peliculas que parecen que estan vacías por la nimiedad de los actos, pero que al final te dejan lleno.

 
At 10:04 a. m., Anonymous Antinoo dijo...

De acuerdo.

 
At 9:16 a. m., Blogger Alberto Villar Campos dijo...

Confundí "Broken Flowers" con "Broken Wings" (Abre tus alas), esa pequeña maravilla israelí sobre la familia y el crecimiento partiendo del distanciamiento. Prometo ver la primera (y escribir, seguro: el título me llama aunque no sé por qué no la compré hace unos días en polvos rosados) y escribir sobre la segunda... pronto.
A propósito, ¿quién eres? Es mejor cuando te identificas. Sabe uno a quién va.

 

Publicar un comentario

<< Home


internet cinesifilis

Sobre mí­

    Alberto Villar Campos
    Lima, Peru
    "Y de pronto apareció por ahí ese maldito iceberg llamado Poesía o Literatura o Aburrimiento o lo que fuera con la única condición precisa de no devenir en Aburrimiento ni por un instante…". (Pablo Guevarra)
    perfil

PARA LEER

ARCHIVO

OJO A ESTO

LOGOS

Powered by Blogger
make money online blogger templates

Peru Blogs
BloGalaxia
Blogarama - The Blog Directory
Firefox