CINESÍFILIS

LA REINA


Los planos cerrados que brotan constantemente, borrando por completo el tono solemne y aparatoso de una casa real, las imágenes que ante nosotros se descubren como recortes de periódicos a veces amarillos y a veces serios, los diálogos irónicos y fulminantes, cínicos y respetuosos, confrontadores y maquiavélicos, la casi ausencia de música incidental, la cámara que lo registra todo y que por pizcas entreteje una historia acerca de la crisis y el manejo del poder -pero que sobre todo intenta desmoldar las trampas y artificios de una monarquía congelada como la inglesa-, son los elementos que hacen de "The Queen" una magnífica película.

Para quien, como yo, fue testigo de las imágenes que paralizaron al mundo aquel 31 de agosto de 1997, le quedará claro que la historia de la monarquía inglesa no sería la misma desde entonces. La muerte de Lady Di significó uno de los mayores momentos de tensión para la realeza y fue, no cabe duda, el detonante para que la opinión pública mundial cuestionase, furiosa, el verdadero valor de una institución como esa en las postrimerías del siglo XX. El papel que juegan los medios de comunicación en toda esta maraña de silencios y reveses, establece el punto de partida para una exploración sugerente a la imagen pública de la Reina Isabel II, a la vez que potencia una travesía íntima, casi una labor de filigrana, por la contradictoria vida de una reina precoz y conservadora.

Stephen Frears maneja con eficacia cada espacio del filme, controla cada pequeño volcán que se forma dentro de la familia real, apaga los fuegos de la pasión de los medios y del pueblo inglés con inteligencia y serenidad, como si fuese él al mismo tiempo un periodista sediento de primicias y un asesor de imagen duro y astuto. De igual modo, el director de "High Fidelity" ofrece un guion y una puesta en escena sencilla (los bosques resultan maravillosas escenografías que la cámara atrapa desde arriba, minimizando a los personajes, obligándolos a pisar tierra), lo que hace que la atención se enfoque en aquello que algo tan magnífico (a los ojos del mundo) oculta: una reina en cuya figura se expone la decadencia del pasado y el consecuente conflicto con las ideas renovadoras (el tiempo, sin embargo, se encargaría de sepultar a Tony Blair como un gobernante dócil e inexperto).

Seguramente Helen Mirren se llevará el premio a mejor actriz en los esperadísimos próximos Oscar. Frears la tiene difícil frente a Scorsese en el rubro de dirección, y para mi tristeza "Babel" hará suya la distinción a mejor película. Pero eso poco interesa: la historia se encargará de girar la balanza hacia uno de los grandes retratistas de la tragedia contemporánea y hacia esta obra, todo un ejemplo de fina labor de fusión entre la realidad y la ficción.

Escrito por Alberto Villar Campos @ 5:21 p. m.,

2 Comentarios:

At 3:21 p. m., Blogger Luz Andrea dijo...

Alabo la actuación de Helen Mirren como la reina Isabel II, sus gestos, todo, la hacen ver humana, pero inalcanzable a la vez...

Es curioso, porque las grandes actrices inglesas siempre han interpretado a sus reinas, ya que sus personalidades son tan grandes que siempre les representan un reto.
Hay que ver a Judi Dench como la reina Isabel I o como la Reina Victoria. La misma Helen Mirren, interpretando a las dos Elizabeths, y multipremiada por estas dos interpretaciones. Cate Blanchett, como la reina Isabel I, de nuevo. La historia siempre va mas allá de lo que nos presentan, y la complejidad de sus protagonistas es aun mas compleja para aquellos que interpretan sus personalidades.

 
At 10:33 a. m., Blogger Alberto Villar Campos dijo...

Gracias por comentar, Luz Andrea. Es cierto lo que dices: esta película también presenta la complejidad de una imagen fría como la de la Reina Isabel II, y Helen Mirren se lleva las palmas al hacerlo de una forma brillante.

 

Publicar un comentario

<< Home


internet cinesifilis

Sobre mí­

    Alberto Villar Campos
    Lima, Peru
    "Y de pronto apareció por ahí ese maldito iceberg llamado Poesía o Literatura o Aburrimiento o lo que fuera con la única condición precisa de no devenir en Aburrimiento ni por un instante…". (Pablo Guevarra)
    perfil

PARA LEER

ARCHIVO

OJO A ESTO

LOGOS

Powered by Blogger
make money online blogger templates

Peru Blogs
BloGalaxia
Blogarama - The Blog Directory
Firefox