CINESÍFILIS

LITTLE MISS SUNSHINE


Jonathan Dayton y Valerie Faris son una pareja de esposos estadounidenses a quienes tal vez recuerden pues dirigieron videos musicales que marcaron, no me cabe duda, los (mis) entrañables años noventa. ¿No recuerdan aquel video en que se rinde homenaje a una de las grandes obras maestras de ciencia ficción del séptimo arte? ¿O aquél 'one hit wonder' que fue Extreme y su More than words? La lista es larga -dirigieron además y entre otros comerciales para tv- y seguramente aquella década no sería la misma sin ellos. "Little Miss Sunshine", su primer largometraje, es una obra de corte independiente que es, a la vez, comedia y 'road movie', y que nos enfrenta a una familia disfuncional que atravesará distintas fases en un viaje por demás entrañable y eficaz.

La búsqueda del éxito como centro de la trama permite a cada integrante de los Hoover -la familia protagonista, una suerte de denso caldo de cultivo para la derrota, la desilusión y la ironía- establecer su propio rumbo, su propio camino, por demás extraño, y sus futuras connotaciones. Nada en "Little Miss Sunshine" hace prever que el éxito, sin embargo, esté a la vuelta de la esquina: Es como si cada personaje se las ingeniara para perderse cada vez más durante el viaje, intensificando la ironía del asunto: sólo en raros y rápidos episodios la victoria parece vislumbrarse, asirse a cada destino. Pero no. Esta película multiplica los significados del error, elabora un mapa de claroscuros sobre el cual la comedia actúa como catalizador para emociones cortantes, ásperas, desesperantes.

La eficacia de esta película a la que sin embargo no puedo clasificar como imprescindible radica, tal parece -y es lógico-, en su estructura episódica, propia de las películas de viaje y sobre todo de un campo en que esta dupla se mueve con comodidad: los videos. Cada escena simula un pequeño cortometraje sobre la derrota, sobre ese existencialismo tan siglo XXI, que empareja a George W. Bush con los concursos de belleza y a la drogadicción con la vejez: todo es aquí síntoma de la pérdida, de una muerte sin resurrección.

Empero, parece que en eso mismo reside la felicidad, si es que algo así puede decirse al final: En la búsqueda, infructuosa como aborrecible, del camino. De, al menos, un camino.

"Little Miss Sunshine" es una película independiente divertida pero de voz susurrante. Queda camino por recorrer tras este debut cálido para sábados por la tarde.

Escrito por Alberto Villar Campos @ 7:49 p. m.,

3 Comentarios:

At 8:23 p. m., Blogger Rogolagos dijo...

Personalmente la película fue una grata sorpresa para mi, simple desde el cartel, Un viaje que transforma a una familia y la hace orgullosa de su condición de perdedores
para un perdedor como yo fue una especie de redención.

 
At 8:55 a. m., Blogger Claudia Juliana dijo...

Totalmente de acuerdo contigo Rogolagos, es una película sencila, pero que sorprende y divierte un montòn.

 
At 9:00 a. m., Anonymous Anónimo dijo...

Soy MARIO, desde Argentina, y digo: "Nadie es perdedor, todos somos triunfadores y unicos, me encnata esta pelicula porque pone en evidencia los adsurdo de nuestra sociedad, tan plastica, tan frivola, tan de "modelos"... de marcas (...) que si no tienes una Armani...un Ferrari... o trabajas en Google... o vivies en tal o cual lugar, o sueñas ser Miss America (para la sociedad norteamericana, es un ideal que le inculcan a las niñas desde simpre), pero nadie es pardedor, la pelicula desarrolla para mi, lo que llamo: "poner en evidancia la plasticidad de la gente", hacernos ver ciertos preconceptos que tenemos en nuestra vida diaria, y ver que ahun "como somos cada uno de nosotros", como "loosers", "perdedores", es nuestra limitacion y nada mas, he aqui lo importante que plantea la pelicula: LA UNIDAD DE UNA FAMILIA PESE A TODO, LA ORIGINALIDAD DE CADA UNO, A PESAR DE NUESTRA LIMITACIONES.

NADIE DE NOSOTROS NACIO, COLMADO DE APTITUDES, LA VIDA NOS PELPEA DURISIMO A TODOS LOS SERES HUMANOS POR IGUAL, AVECES NOS GIÑA EL OJO, OTRA NOS METE EN UN MISMO INFIERNO, PERO PERSONALMENTE PREFIERO VER MI LIMITACIONES, SER ORIGINAL, REIRME DE MIS DEFECTOS, Y PELEARLA A LA VIDA, CADA DIA, PARA LOGRAR MIS SUEÑOS...

¿Si la vida te da limones? ... ¡Porque no hacemos una limonada!

 

Publicar un comentario

<< Home


internet cinesifilis

Sobre mí­

    Alberto Villar Campos
    Lima, Peru
    "Y de pronto apareció por ahí ese maldito iceberg llamado Poesía o Literatura o Aburrimiento o lo que fuera con la única condición precisa de no devenir en Aburrimiento ni por un instante…". (Pablo Guevarra)
    perfil

PARA LEER

ARCHIVO

OJO A ESTO

LOGOS

Powered by Blogger
make money online blogger templates

Peru Blogs
BloGalaxia
Blogarama - The Blog Directory
Firefox