CINESÍFILIS

76 89 03


Vendía el título: “
76 89 03”. Vendía, sobremanera, el mensaje del cartel: “La primera película argentina que no tiene mensaje”. Sin embargo, luego de casi una hora y media, cuando uno pasa a revisar los extras del DVD, extasiado, se topa sin querer con un añadido fatal: seis publicidades para televisión de, se intuye, los directores: Cristian Bernard y Flavio Nardini.

¿Recuerdan esos comerciales donde unas llamas comiquísimas hablan por teléfono, pasándose la gran vida –como si fuesen humanos comunes y corrientes–, vestidas de poncho y con música folclórica de fondo? Pues sí, esos comerciales (chistosísimos y de seguro provechosos para la compañía telefónica que los mandó a hacer) son suyos.

Pero claro, el añadido, como dije antes, resulta fatal. Acaba por destrozarle a uno la magia con que, en un primer respiro tras el final, se había quedado. De primera fuente y sin tener que recurrir a la Internet, nos damos de pronto con que estos tipos son publicistas y que ésta ha sido otra de sus jugadas, claro, con un presupuesto que no se contabiliza por segundo.

Se trata, para decirlo rápido, de una historia (¿podríamos llamarle ingeniosa? Empiezo a dudarlo) sobre tres hombres y tres momentos (1976, 1989, 2003) específicos de una Argentina política, sórdida y sobre todo mediocre. Mediocre, claro, por obra y gracia de los directores: tramas burlonas, giros inesperados que nos remiten, no obstante, a los giros imprevistos de una comedia negra mal hecha, cuadros en blanco y negro muy contrastados y diálogos de una pedantería sin igual. Es una historia creada a partir de una sola premisa: cautivar la atención del espectador a como dé lugar. Y claro que se logra, y además está bien que esto ocurra, aunque no de esta forma, opino. Quiero decir, basta con ver los comerciales para desilusionarse rápidamente y pensar “Sí, a estos tipos, con su trayectoria profesional, no les debió tomar mucho tiempo lograr lo que querían”. No creo que sea un prejuicio (tal vez la Internet me hubiese llevado a esto de todas formas). Los tipos son publicistas y saben qué imágenes, que ángulos de cámara, qué diálogos y qué herramientas varias usar para hacernos caer en su juego. Estamos allí, frente a tres tipos y una sola historia, contada en tres tiempos. Estamos allí y nos comemos el cuento entero, pero luego llega el final (este es: ¡los comerciales!) y coincidimos, tristes, en que una vez más el publicista nos ha timado. Nos ha pasado una “obra maestra” por, otra vez, la enmascarada solución a una necesidad de ver algo que sorprenda y que venga de ese país.

Vamos, ¡que yo necesitaba ver a Argentina de otra forma!

Bah. Prometo escribir pronto de una de esas. Por lo pronto, el título: “Nadar solo”.

Esta sí que será una película sin cortes comerciales.

Escrito por Alberto Villar Campos @ 12:29 a. m.,

6 Comentarios:

At 6:31 p. m., Blogger El Ant0! dijo...

El problema no es que sean publicistas, de hecho muchos directores de otros lados, como Fincher, han hecho comerciales. Sino que te timen, ese si es un delito.

Saludos

 
At 6:44 p. m., Blogger Alberto Villar Campos dijo...

Creo que el problema, si finalmente el post no fue muy claro en la idea central, es saber que ha sido un publicista quien te ha persuadido. Eso, me parece, es como entrar en una cancha distinta con algo de ventaja. Pero bueno, habrá que aceptarlo.

 
At 10:23 a. m., Anonymous Anónimo dijo...

Que divertido !!

Soy uno de los dos directores.

No hicimos la publicidad de las llamas. Son publicidades como pueden haber en cualquier edicion de dvd

Es una estupidez tremenda criticar la peli porque trabajamos en publicidad, criticala por la pelicula.

Saludos
Flavio

 
At 11:38 a. m., Anonymous Anónimo dijo...

la pelicula es una verdadera risa y esta realmente muy bien contada, tiene todo lo necesario del genero y repasa al porteño, a los medios y iconos de la historia de la mejor manera

y si, si vamos a opinar que importa si el director es cocinero, te gusto o no, y listo...
salud Flavio, quiero otra de estas

roy.ar

 
At 11:45 p. m., Anonymous Anónimo dijo...

Mucho tiempo después de este post me comentaron sobre este pelicula, asi que decidí buscar alguna critica en la web y encontre la tuya.
Francamente al repasar tus conceptos en la misma me doy cuenta que deberías dedicarte a un kiosco o a ser mecanico pero definitivamente no creo que estés capacitado para hablar de cine.
Como se te ocurre juzgar una pelicula por los anteriores trabajos de sus creadores?????
Espero que como sos un gran señor para desruir el trabajo de personas por su forma de ganarse la vida tengas la valentía de publicar esto.

 
At 11:50 p. m., Anonymous Anónimo dijo...

Frustradoooo!!!!!!!!!!

 

Publicar un comentario

<< Home


internet cinesifilis

Sobre mí­

    Alberto Villar Campos
    Lima, Peru
    "Y de pronto apareció por ahí ese maldito iceberg llamado Poesía o Literatura o Aburrimiento o lo que fuera con la única condición precisa de no devenir en Aburrimiento ni por un instante…". (Pablo Guevarra)
    perfil

PARA LEER

ARCHIVO

OJO A ESTO

LOGOS

Powered by Blogger
make money online blogger templates

Peru Blogs
BloGalaxia
Blogarama - The Blog Directory
Firefox